Debate: ¿Una Final Four o una serie al mejor de cinco?

2015-03-04T12:58:33+00:00 2015-03-04T22:35:20+00:00.

GiorgosIoakimidis

04/Mrz/15 12:58

Eurohoops.net

Hace poco Ettore Messina afirmó que la Euroliga debería cambiar su formato y reemplazar la Final Four por una serie al mejor de cinco de los playoffs ¿Estás de acuerdo?

Por Lefteris Moutis/ moutis@eurohoops.net

Hace poco Ettore Messina afirmó que la Euroliga debería cambiar su formato y reemplazar la Final Four por una serie al mejor de cinco de los playoffs ¿Estás de acuerdo?

Final Four

Una de las marcas registradas del baloncesto europeo es la Final Four de la Euroliga. El sueño de cada aficionado al baloncesto es ver a cuatro equipos en una ciudad luchando por el título en unos partidos a vida o muerte. Este evento mancomuna los intereses, por lo menos, de los aficionados de los cuatro equipos competidores de dos, tres o cuatro países y de los aficionados locales que quieran disfrutar de la Final Four en su ciudad. Por otra parte, todas las actividades paralelas vinculadas a la Final Four ayudan el crecimiento de la popularidad de este deporte. ¿Cómo es irrelevante el hecho de que la Final Four de la NCAA es uno de los eventos más populares del mundo de baloncesto?

Serie al mejor de cinco 

Es cierto que el formato sería más justo si hasta el final la Euroliga estableciera una serie al mejor de cinco en lugar de dos eliminatorias. Todos esos años, en los cuartos de final, hemos disfrutado de algunas series realmente increíbles y, como siempre, el mejor equipo ha tenido ventaja en una serie al mejor de cinco que en un solo juego. Al principio la Euroliga adoptó el modelo de la NBA (playoffs hasta el final de la temporada), pero después de sólo una temporada regresó a sus raíces. En ese caso, los derechos de televisión se venderían mejor, el interés durante los días de la final sería más grande, pero ¿se extendería todo eso o no?

Nuestra conclusión: En Europa hay que quedarse con la Final Four

Es cierto todo lo que dijo Messina sobre las desventajas del formato actual. El ganador no puede ser nombrado en sólo dos partidos en tres días. No es justo, pero así es el baloncesto, y así es el deporte. ¿Quién se ha olvidado del Partizán de 1992? ¿Del Joventut de 1994? ¿Del Panathinaikos de 2002? ¿Del Olympiacos de 2012? ¿Del Maccabi de 2014? En una serie al mejor de cinco todos esos equipos probablemente no lograrían ganar el título. Sin embargo,“ Un domingo cualquiera“ todo es posible. Y en el baloncesto es bueno esperar a que suceda lo „imposible es nada“.