Lupa – jornada 12

2016-12-17T19:31:28+00:00 2016-12-18T10:42:46+00:00.

GiorgosIoakimidis

17/Dez/16 19:31

Eurohoops.net

La última jornada fue muy interesante, por lo que nuestra columna ha escogido tres grandes partidos para analizar y señalar las claves de los resultados

Por Panos Katsiroumpas / info@eurohoops.net

La última jornada fue muy interesante, por lo que nuestra columna ha escogido tres grandes partidos para analizar y señalar las claves de los resultados.

Darüşşafaka Doğuş – Real Madrid

¡Brad el tanque! Una sorprendente actuación de Brad Wanamaker que aplastó al Real Madrid. El base estadounidense era imparable y, aunque el Real puso a varios jugadores para que lo marcaran, nunca encontró una respuesta a su crescendo. Él hizo mucho daño tanto a defensas sobre el balón y en situaciones de uno contra uno, sino también lanzando el balón tras las pantallas. Siempre que encontraba un pasillo, anotaba o ganaba faltas. Terminó el partido con 27 puntos y 8 faltas provocadas.

¡Defensa y transición! Así es como el Darüşşafaka se adelantó en el marcador y nunca volvió a mirar atrás. Manos en todas partes en la defensa y un montón de jugadas sucias ganadas que llevaron a puntos fáciles. Una vez más, Clyburn demostró que es super en este tipo de juego.

Jugador clave. Aparte de un increíble Wanamaker y Clyburn que alcanzó en sus estándares habituales, el jugador clave para el equipo de Blatt fue Moerman. El francés jugaba unas grandes defensas sobre el balón, usando muy bien sus brazos y cuerpo para robar balones, mientras que también ayudaba en ataque. Su cuenta: 14 puntos, 5 rebotes, 3 robos y un tapón.

La defensa de Carroll. Cuando no juega Llull, las opciones del Real son escasas. Aún más cuando la defensa del Darüşşafaka controlaba excelentemente el movimiento y las pantallas sobre Jaycee Carroll, que claramente estaba fuera del juego. Nunca encontró ningún ritmo y no anotó ni un solo punto, con 0 a 6 tiros. El Real lanzaba con un 23%, cuando en las primeras 11 jornadas alcanzó un 35% en los tiros de tres.

CSKA Moscú – Barcelona

Primer cuarto. En los primeros diez minutos, el CSKA tuvo una increíble actitud defensiva. Gracias a sus cambios en defensa, logró bloquear al Barcelona, sus jugadores leían los pases haciendo robos, mientras que marcaban bien incluso en los desajustes, sacando a Tomic y Rice fuera del juego. En el primer cuarto, el equipo local hizo 7 de sus 16 robos en total, mientras que los catalanes tenían 9 pérdidas de balón en el mismo período.

¡15 de 23 triples! Un número impresionante del CSKA desde la línea de 6.75. Y si algunos de ellos fueran resultado del excelente movimiento del balón, otros fueron unos tiros realmente difíciles que despedazaron la actitud mental de la defensa. Con un porcentaje como este, los rusos simplemente no podían perder.

¡El espectáculo de Milos! Por otro partido, el serbio era un placer para la vista. Milos volvió a hacer unos pases inconcebibles, ya que sus compañeros estaban haciendo movimientos que ni siquiera se habían completado. Además, metía grandes tiros en cada oportunidad, haciendo un gran partido. Como resultado, registró otro doble-doble con 16 puntos y 12 asistencias.

Rice, Tomic, 23 pérdidas de balón – las razones de la derrota del Barcelona. El base estadounidense no pudo leer ni penetrar la defensa durante todo el partido. Tomic tampoco pudo terminar jugadas relativamente fáciles, mientras que tampoco anotaba en los desajustes contra rivales mucho mejores. En defensa, otra vez lo tenía difícil en el pick-and-roll, pero también con las pantallas sobre el balón en las que estaba involucrado. En síntesis, el Barcelona repartió 15 asistencias y tenía 23 pérdidas de balón, algo que no se puede permitir, si quieres ganar en Moscú.

PanathinaikosFenerbahce

¡El general Nick! En gran medida, el equipo local debe su victoria al base griego. De salida, Calathes marcaba el ritmo, buscando transiciones en cada oportunidad, posteando en cada desajuste y haciendo algunos pasos increíbles de adentro hacia afuera, y cuando sus compañeros de equipo cortaban a la pintura. Terminó el partido con una estadística repleta: 16 puntos, 11 asistencias, 8 rebotes y 4 robos, mientras que también jugó una gran defensa.

¡Objetivo! Xavi Pascual apuntó a Dixon y Sloukas en defensa, y durante la mayor parte del partido veía funcionar su plan. El catalán puso mucha presión sobre la pelota, complicándoles la vida en las pantallas. De vez en cuando, también vimos algunos cambios por defensas en zona. Parecía como si Dixon nunca hubiera jugado. Él norteamericano proporcionó algunos tiros abiertos a Nunnally y Kalinic, tirando del carro él solo.

¡Feldeine! Se está convirtiendo en el segundo creador del Panathinaikos, e incluso si su tiro no tiene acierto, el hace sentir su presencia en la cancha. En la segunda mitad, junto con Nichols, anotó algunos tiros grandes que estiraron a dobles dígitos la ventaja del conjunto ateniense. Con James aún lejos de su mejor forma en términos de creación, sus propias 4 asistencias desbloquearon la defensa en puntos cruciales.

¡Falta mucho Bogdanovic! Por un partido más, la ausencia de Bogdanovic fue más que notable en la ofensiva del Fener. El espacio no se puede abrir tanto y la defensa no se extiende para que los otros bases puedan operar en los huecos que se creen. Al equipo también le falta tanto su capacidad de meter tiros con la defensa fijada en él y en situaciones de aclarado, así como su creatividad. Es difícil de reemplazar al serbio.