La lupa analiza la jornada 10

2016-12-03T19:28:24+00:00 2016-12-04T09:44:54+00:00.

GiorgosIoakimidis

03/Dez/16 19:28

Eurohoops.net

Ya hemos recorrido un tercio del camino, y hay más interés que nunca. La lupa analiza las partes más importantes de los dos partidos de Estambul, pero también la batalla entre el Maccabi Tel Aviv y el Anadolu Efes en Tel Aviv

Por Panos Katsiroumpas/ info@eurohoops.net

Ya hemos recorrido un tercio del camino, y hay más interés que nunca. La lupa analiza las partes más importantes de los dos partidos de Estambul, pero también la batalla entre el Maccabi Tel Aviv y el Anadolu Efes en Tel Aviv.

FenerbahceReal Madrid

Nunnally – el héroe. Su fichaje no causó sensación, y no la causaba hasta el partido contra los blancos en el que fue increíble. Un jugador de equipo, marcaba a todos los bases del equipo español, acertando en los tiros que intentó, pasaba bien, siendo el jugador que le dio a su equipo la victoria con un tiro libre. En síntesis, 18 puntos (7/9 tiros), 5 rebotes y 2 asistencias.

¡Acierto! La principal razón por la que prevaleció el Fenerbahce es que apuntaron a Sergio Llull con todas las armas que tenían. Sabiendo que él es el barómetro de los de Pablo Laso, el cuerpo técnico del conjunto turco quería sacarle de su ritmo. Para ello, recurrió a la presión, al apoyo de las manos en defensa, a buenas transiciones defensivas. Todo eso le desorientó a Llull.  «El aeroplano de Mahón» se enfrentó a varios defensores (Nunnally, Sloukas, Kalinic) y se cansó, tomando malas decisiones. Consiguió 10 puntos con 4 de 14 y 8 asistencias.

La soledad de Llull. Aparte de la dura defensa del equipo local, Llull también tuvo que hacer frente a la escasez de bases que tienen los madridistas. Doncic estaba en un mal día, Rudy no hizo mucho, Draper estaba fuera, por lo que trató de llevar la carga el mismo, jugando 35 minutos. A largo plazo esto va a ser un problema para el Real.

¡No lo volvimos a ver! Othello Hunter pisó la cancha al comienzo del segundo cuarto y con sus consecutivas finalizaciones tras jugadas de bloqueo y continuación destrozaba la defensa del Fener, que hasta ese momento había sido excelente. Doce puntos en 6 minutos, y luego nada. El estadounidense regresó al banquillo, y cuando volvió a entrar no fue buscado por sus compañeros.

Maccabi Tel AvivAnadolu Efes

¡Jugadores orquesta! Perasovic empeña en hacer de Honeycutt un jugador similar a Hanga de la temporada, y el norteamericano salvó la papeleta. Un defensor excelente, y aunque los oponentes lo desafían a tirar, él no duda en hacerlo. Derrick Brown también era bueno, ya que lo hacía todo en la cancha. En general, los dos tenían 43 puntos, 20 rebotes, 8 asistencias, 5 robos, 79 de valoración, cuando el resto del equipo tenía 35.

Son similares a ellos por eso perdieron. En nuestra opinión, el Maccabi perdió principalmente porque se enfrentó a un equipo que es muy similar a él. Con cualidades atléticas, una capacidad para cambiar en cada pantalla en defensa sin crear desajustes muy fácilmente. El equipo local no pudo encontrar su ritmo ofensivo salvo algunos estallidos, así que perdió justamente.

¿A Goudelock o no a Goudelock? Un excelente jugador y un anotador increíble, sin duda, pero en el Maccabi probablemente desconcierta en vez de ayudar. Perdió los tres partidos anteriores o jugó menos que Ohayon. En los tres partidos ganó el equipo macabeo. Contra el Anadolu Efes, jugó 8 minutos más que el base israelí, pero su equipo perdió. Algo que debería preocuparle a Hadar.

Darüşşafaka DoğuşOlympiacos

¡Castigo desde el centro y la pintura! Durante una gran parte de la primera mitad, pero luego también a intervalos, los visitantes castigaban con las pantallas en el balón desde el pasillo central. Los pívots lentos del Darüşşafaka tenían problemas para seguirles.

Lojeski y Green. Los dos de ellos fueron el impulso adicional para que el Olympiacos pudiera correr bien la cancha en la primera mitad, así como en la segunda. A manos del alero belga que hacía mucho daño no sólo con tiros desde las esquinas tras un buen movimiento del balón, sino también en transición contra los esfuerzos del equipo local a través de la presión en zona. En el último cuarto, Green metió algunos tiros grandes después de crear de adentro hacia fuera.

Huecos defensivos. El Darüşşafaka tenía tres ejes ofensivos principales. Con los aislamientos de Clyburn, que por lo general era un rompecabezas para la defensa del Olympiacos, los lanzamientos de Wilbekin y Wanamaker tras cambios defensivos o después de las pantallas, y tras jugadas de pick-and-roll cuando Birch no estaba en la cancha. Había intenciones de jugar desde el poste principalmente con Erden, pero la defensa del Olympiacos era más o menos buena en esta área.

Creación desde el poste. Sobre todo en la segunda mitad y con la presencia de Daniel Hackett en la cancha, el Olympiacos fue creativo desde el poste. La pelota llegaba con frecuencia tanto al italiano-americano como a Georgios Príntezis, con ambos sumando 6 de las 17 asistencias de su equipo.