24/Nov/16 11:50

Batalla de las décadas: Šarūnas Jasikevičius vs. Miloš Teodosić

24 Nov 2016 2016-11-26T19:05:02+00:00.

GiorgosIoakimidis

- 24 Nov 2016

Eurohoops.net

Por Nikos Varlas/ varlas@eurohoops.net

¡Bienvenidos a una de las muchas nuevas columnas (marcas personales) introducidas por el Eurohoops con el objetivo de reflexionar de forma creativa y disfrutar del baloncesto desde otros ángulos visuales! En este particular caso para simular y NO comparar jugadores de otros tiempos, aunque sean no tan remotos.

Cada jugador tanto como la gente tiene su singularidad y no es necesario compararlos sobre todo cuando el baloncesto ha cambiado tanto. Incluso cuando hablamos de dos décadas que ‘rozan’.

Aquí pondremos uno cerca del otro a los jugadores que jugaron en la década 2000-2010 y a los que se ubican entre los años 2010-2020. Es decir, los jugadores de la actualidad y los que empiezan ahora o de los que disfrutaremos cuando estén en su mejor forma los próximos seis años.

En la columna de simulación estarán presentes superestrellas, estrellas, buenos jugadores, pero incluso jugadores de rol y atletas de todo tipo. Porque la magia de adivinar qué jugador de los que juegan ahora te viene a la mente cuando regresas a la década 2000-2010 es singular. Ustedes tienen todo el derecho a estar de acuerdo y, por supuesto, en desacuerdo con nuestras opciones. Nos interesaría escuchar su versión de simulación cada vez que no estén de acuerdo con nosotros. ¡Diviértanse!

En esta edición les ha tocado a dos cracks euroligueros de renombre mundial. Se trata de dos jugadones capaces de llevar la batuta en los partidos decisivos. Aunque se han enfrentado en la misma década, el apogeo de sus carreras y su dominio en las canchas tiene que ver con diferentes décadas. ¡Señoras y señores, estamos hablando de Šarūnas Jasikevičius y Milos Teodosic! Frutos de las dos escuelas baloncestísticas más importantes del mundo. Las de Lituania y Serbia, o, para los románticos, la antigua escuela de Plavi. No estamos comparando títulos, no vamos a tratar de sacar conclusiones sobre si uno es mejor que el otro. Simplemente vamos a destacar la grandeza de dos bases-cerebros que tienen tantas características en común.

Šarūnas Jasikevičius (nacido en 1976, 193 cm de altura, base)

Tras una larga carrera, la gran leyenda lituana y euroliguera es ahora entrenador del Zálgiris Kaunas, con las primeras señales mostrando que tiene toda la pinta para llegar a ser un almirante de los banquillos. Saras, al igual que su apodo baloncestístico, jugó en la Euroliga durante 12 temporadas con seis equipos diferentes: el FC Barcelona Lassa, el Maccabi FOX Tel Aviv, el Panathinaikos Superfoods Atenas, el Fenerbahce Estambul, el Lietuvos Rytas Vilnius, otra vez en el Panathinaikos, con su canto de cisne siendo su paso por el Zálgiris Kaunas. Jasikevičius ha ganado cuatro Euroligas con tres equipos diferentes, siendo el único jugador en la historia del baloncesto europeo que lo ha conseguido.

Un ordenador baloncestístico, es la definición del base con una marcada capacidad de liderazgo. Posee los rudimentos del deporte (drible, pase, tiro) y un instinto carismático en la forma en que funcionaba y tomaba decisiones en la cancha. No destacaba por sus habilidades defensivas, pero en ataque su juego fue polifacético, causando múltiples problemas a todas las defensas rivales. Maestro del pick-and-roll, tenía el don de leer las jugadas y de pasar a cualquier rincón y en cualquier momento. Sin duda, era uno de los mejores pasadores en la historia del deporte. También era carismático en términos de ejecución. Una amenaza constante desde el exterior, ya sea tras botar o siendo un tirador spotup, con una gran habilidad de tiro de medio alcance, algo que lo hizo aún más impredecible, dándole opciones extra en el pick-and-roll. Los botes hacia la canasta eran siempre su tercera opción para anotar, además de ser casi infalible desde la línea de tiros libres. En síntesis, tuvo una carrera históricamente exitosa, colocándose entre los mejores bases de la historia moderna de la Euroliga y uno de los mejores que jamás haya surgido del baloncesto europeo.

Su carrera en números y distinciones: En 12 temporadas en la Euroliga y un total de 226 apariciones con seis equipos diferentes, Saras completó su carrera con los siguientes promedios: 10.4 puntos (2.343 en total), 3.3 asistencias y 1.6 rebotes. Tiraba con un 50.9% en tiros de campo, el 39.4% de sus tiros de largo alcance y un increíble 92.3% en los tiros libres. Eso sigue siendo el mejor porcentaje desde la línea de caridad para los jugadores retirados, mientras que sólo el MVP activo de la Euroliga, Nando De Colo, tira con un porcentaje mejor: 92,6%. Ganó sus cuatro trofeos euroligueros en siete temporadas con tres equipos diferentes: Barcelona (2003), Maccabi (2004, 2005) y Panathinaikos (2009). En 2004 y 2005 fue dos veces miembro del Mejor Equipo de la Euroliga y MVP de la Final Four de 2005 en Moscú.

A nivel internacional ha ganado tres medallas: bronce en los Juegos Olímpicos de Sídney, oro en el Eurobasket 2003, donde también fue MVP, y bronce en el Eurobasket 2007.

Miloš Teodosić (nacido en 1987, 195 cm de altura, base)

Definitivamente, es el mejor base que Serbia ha sacado en los últimos 15 años. A sus 29 años de edad, Teodosić ya cuenta con su décima temporada euroliguera, con dos equipos diferentes. Primero, cuatro años en el Olympiacos, y luego seis temporadas con el vigente campeón CSKA Moscú. Además, es un jugador raro con gran talento y un instinto de baloncesto muy singular. Al igual que Jasikevičius, tiene percepción excelente de los rudimentos del baloncesto. Su tiro es letal, maneja perfectamente el balón, siendo tal vez el pasador más impredecible y carismático que hayamos visto en la historia moderna de la Euroliga. A Teodosić no sólo hay que cantarle las excelencias del resultado, sino también del estilo y de la variedad de sus pases. Ningún otro jugador ha repartido las asistencias del serbio, un base con un torso considerable que puede ser un a la vez un manejador y un ejecutor, llevando a cabo ambas tareas a un nivel muy alto.

Al igual que la leyenda lituana, el serbio es un excelente triplista, ya sea tras botar o a balón parado. Tiene una buena muñeca desde medio alcance, mientras que los últimos dos años a menudo elige a postear contra bases más pequeños. Los botes son su tercera alternativa para anotar y, lo mismo que Jasikevičius, la defensa nunca fue su especialidad. Gracias a Itoudis, los últimos años ha demostrado una mejora en su voluntad de poner su cuerpo en la defensa, lo que ha mejorado su eficacia en este ámbito. Si tuviéramos que tachar a Teodosić, no sólo sería de un base hábil, sino que en la cima de su carrera se está convirtiendo en el jugador más divertido de ver en la Euroliga.

Su carrera en números y distinciones: A estas alturas de su carrera, Teodosić ha jugado 10 partidos menos que  Jasikevičius. ¡Fíjense en la similitud de similares! En 216 apariciones hasta el momento, el base serbio ha tenido los siguientes promedios: 11,4 puntos (2,462) con 4,6 asistencias y 2,4 rebotes. Ganó su primer título de la Euroliga el pasado mes de mayo en Berlín, formando parte del Mejor Equipo de la Euroliga en 2016 y en 2010. Aquella temporada, luciendo la camiseta del Olympiacos, fue MVP de la liga a los 23 años de edad. Fue miembro del Segundo Mejor Equipo de la Euroliga en 2012 y 2013.

A nivel internacional, ha sido líder indiscutible de la selección nacional serbia a partir de 2009. ¡Tiene el mismo número de medallas que Teodosić – tres! Se trata de la medalla de plata en el Eurobasket 2009, la plata en el Mundobasket FIBA 2014, y la plata de los Juegos de Río. En las dos últimas competiciones, el Mundobasket y los Juego Olímpicos, surgió como mejor base del torneo.

¿Hay alguna diferencia entre los dos? En este artículo no estamos comparando sus logros. Esto depende del equipo en los que juega cada jugador, el rival, los compañeros de equipo, las circunstancias. Los colocamos lado a lado y estudiamos sus perfiles y sus características técnicas. En lo esencial, Jasikevičiusy Teodosić no tienen grandes diferencias en cuanto al baloncesto que presentan en la cancha, sus aspectos fuertes y débiles. El lituano logró dominar en el juego de media cancha, cuando el líder de un equipo tiene que reaccionar y tomar decisiones, a pesar de que lo hacía a alta velocidad en contraataques, sobre todo los años jugaba en el Maccabi, cuando ganó dos Euroligas seguidas. En los años de su dominio, el lituano era tomaba mejores decisiones que el serbio, pero las dos últimas temporadas Teodosić también ha mejorado mucho en este aspecto. Tal vez, para bromear un poco, su mayor diferencia sea que uno es de pelo rubio y el otro de pelo oscuro.

Similitudes: El mismo estilo y ADN que les hace virtuosos con un coeficiente de inteligencia muy alto. En realidad, hay muchas más similitudes. Tal vez demasiadas. Ambos son bases, maestros del pick-and-roll, grandes tiradores y unos pasadores increíbles. Saras y Miloš confían en su entrenamiento de baloncesto impecable, su CI baloncestístico, y su percepción única del juego. Ninguno de los dos tiene cualidades atléticas, todo lo contrario.

Su gran impacto en el juego, su don para hacer a sus compañeros de equipo mejor y guiar a sus equipos, el instinto profundo y el arte del pase, son elementos que los unen y los hacen destacar como jugadores únicos en la historia del baloncesto europeo.

El apogeo de uno llegó a la década 2000-10, el otro está ganando títulos y jugar al mejor baloncesto de su carrera. Ambos pertenecen a la misma categoría: son jugadores de élite, artistas inspirados y virtuosos de baloncesto. Sin duda, su ADN y su estilo han sido influenciados por las escuelas baloncestísticas de sus países de origen. Realmente, si al uno le llamaran Milos Jasikevic y al otro Sarunas Teodocius, ¿quién se sorprendería?