Quantcast
La lupa analiza los mejores partidos de la jornada 6 | Eurohoops

La lupa analiza los mejores partidos de la jornada 6

2016-11-12T18:44:15+01:00 2016-11-12T19:39:21+01:00.

GiorgosIoakimidis

12/Nov/16 18:44

Eurohoops.net

La lupa seguía la jornada 6 para intentar enfocar los partidos de Estambul, Moscú y Vitoria

Por Panos Katsiroumpas / info@eurohoops.net

La lupa seguía la jornada 6 para intentar enfocar los partidos de Estambul, Moscú y Vitoria.

GalatasarayOlympiacos

¡Baño de triples! Dentmon y Diebler hicieron un partidazo contra el Olympiacos. El primero ejecutaba en situaciones de uno contra uno y tras botar. El segundo salía muy bien de las pantallas, pero también aprovechaba las malas reacciones de la defensa del Olympiacos que no se defendía agresivamente a lo largo de las alas.

Austin Daye era la clave. Él norteamericano hizo un trabajo increíble en la defensa marcando a Príntezis, limitando magníficamente su juego multifacético en el poste. El ala-pívot del equipo otomano tenía una muy buena percepción del juego, usando a lo máximo su cuerpo. Además, ayudó mucho en ataque, con muchos pop outs, pero también poniendo la pelota en el suelo y penetrando la pintura.

La derrota del Olympiacos llegó a causa de su pobre defensa. Tanto a nivel individual como de equipo. Especialmente en la transición, que en gran medida rezagaba, dando un montón de puntos fáciles.

Tenemos que quitarle nuestro sombrero a Sinan Guler que lo hacía todo en la cancha. A pesar de anotar sólo siete puntos, el turco jugó durante 33 minutos, más que cualquiera de sus compañeros de equipo, siempre marcando al jugador más peligroso, principalmente a Spanoulis, mientras que también repartió 12 asistencias. También hizo cuatro robos en puntos cruciales del partido. Un héroe silencioso.

BaskoniaFenerbahce

¡Venganza! El Baskonia apabulló al Fenerbahce en todos los sentidos. El equipo de Sito Alonso era dominante desde el primer minuto, guiados por su increíble defensa, pero también por la increíble energía que producían en cada jugada. Fue la mejor venganza de la semifinal perdida en la Final Four del año pasado.

El primer tiempo del Fener fue desalentador, y ahí es donde esencialmente se acabó el partido, con los vascos teniendo una ventaja de 17 puntos. Tiros forzados y difíciles, muy poco movimiento de balón, y colaboraciones que fueron rápidamente olvidadas en Estambul. El resultado, sólo 24 puntos con 9/36 tiros, sólo dos asistencias y cinco pérdidas del balón.

Sito Alonso sacó un tremendo truco. Esencialmente, sacó a todos los hombres altos del equipo al exterior, donde Bargnani, así como Voigtmann y Tillie, son super buenos, lo que permitió a los jugadores más explosivos encontrar espacio para tener el camino libre hacia la pintura. Udoh y Vesely no influyeron en el partido, mientras que la línea frontal del Baskonia ejecutada desde el perímetro, metiéndose en la pintura cada vez que había desajustes, y los había muchos.

Shane Larkin ha cambiado de marcha en términos de baloncesto rápido, según estándares europeos. Recuerda mucho a Tyus Edney cuando jugaba en el Zálgiris. Rapidísimo y eléctrico, corriendo la cancha, pasando, anotando, robando bolas, siendo el MVP del equipo vasco.

CSKA Moscú– Real Madrid

Cuando un partido es un derbi y se decide por un solo tiro, entonces un cuarto que terminó por 32-12 sólo puede decidir el resultado. En el segundo cuarto, gracias a un crescendo ofensivo, el CSKA remontó una desventaja de 10 puntos y se puso por delante con 10 tantos culminando un parcial de 22-2.

¡De Colo el verdugo! Por otro partido el galo fue imperial. El francés leía todas las defensas del Real, castigándolas con gran variedad. Su tiro de medio alcance le da una gran ventaja ya que el defensor al que se enfrenta tras un cambio está obligado a quedarse con él. Esto le permite, en muchas ocasiones, botar hacia la canasta o tirar la pelota si la defensa se queda dentro. Él sumó 28 puntos con 8/12 tiros, mientras que también ayudó en rebotes y la creación.

La defensa del Real había apuntado con toda razón a las colaboraciones que ocurrieron principalmente a través de los pick-and-rolls del CSKA. Se defendieron bastante bien durante la mayor parte del partido, cerrando los pasillos principalmente a Hines y Augustine, mermados por algunos tiros „fríos“ de los increíbles tiradores del equipo ruso. La cifra final de 13 asistencias (un promedio de 22 antes de ese partido) pone de relieve el esfuerzo defensivo de los españoles durante tres cuartos.

Los triples de los de Itoudis fueron la principal razón de la derrota madridista. Aparte de un segundo cuarto nefasto, el Real no solo estaba desacertado, sino que también precipitado en muchas ocasiones en ataque. Tenían un desastroso 25% en el tiro exterior (8/31).