Tyrese Rice: la respuesta del Barcelona

2016-07-27T20:34:30+00:00 2016-07-28T17:07:25+00:00.

GiorgosIoakimidis

27/Jul/16 20:34

Eurohoops.net

El Barcelona atraviesa un período de transición, el más grande de los últimos diez años, con muchos cambios significativos en todos los niveles. Tras la salida de Xavi Pascual y la contratación de Georgios Bartzokas, el equipo catalán ha reemplazado a Tomas Satoransky, quien cruzó el charco, con Tyrese Rice, un jugador que tiene muy poco en común con su predecesor

Por Panos Katsiroumpas/ info@eurohoops.net

El Barcelona atraviesa un período de transición, el más grande de los últimos diez años, con muchos cambios significativos en todos los niveles. Tras la salida de Xavi Pascual y la contratación de Georgios Bartzokas, el equipo catalán ha reemplazado a Tomas Satoransky, quien cruzó el charco, con Tyrese Rice, un jugador que tiene muy poco en común con su predecesor.

Pero lo que Rice tiene y lo que le ha faltado al Barcelona durante los últimos seis años es el título de campeón de Europa. Un logro que el escolta estadounidense consiguió en el Maccabi Tel Aviv en 2014, además de proclamándose MVP de la Final 4 de Milán. El Barcelona añade fuego a su maquinaria, que encaja con el estilo de baloncesto español y que se espera que haga cosas emocionantes en la cancha una vez que se adapte al nuevo entorno.

Su perfil

Rice se hizo famoso gracias a la liga universitaria, donde tuvo cuatro grandes temporadas en el Boston College, con una estadística muy buena, llevando a su equipo a fases finales consecutivas, algo que ha logrado sólo una vez desde entonces. El hecho de que Rice está muy pequeño no le permitió llegar a ser draft, por lo que se marchó a Europa, donde su primer equipo fue el Panionios.

Luego había equipos de mediano calibre, tales como Artland Dragons, Lietuvos Rytas y Bayern de Múnich. Hizo su gran paso en 2013 cuando fue a Israel por el Maccabi, un equipo al que llevó a la cima de Europa. Khimki le ofreció una gran cantidad de dinero para añadirlo a su lista de jugadores y ganó la Eurocup con él, mientras que el año pasado llevó al equipo ruso al Top 16, poniéndolo a sólo una victoria del Top 8 de la máxima competición europea.

Su potencial

En ataque, el escolta estadounidense puede prácticamente hacerlo todo y ser una amenaza constante para cualquier defensa que le enfrente. Él puede crear y ejecutar en situaciones de aclarado, finalizando jugadas ya sea botando hacia la canasta o lanzando desde el exterior o incluso tirando de media distancia.

El año pasado perfeccionó su juego de pick-and-roll, teniendo una asombrosa conexión con James Augustine. El problema para todas las defensas a las que va a enfrentarse Rice es que ellas no pueden controlar al norteamericano en cualquier situación de pick-and-roll. Esto se debe a que puede detenerse en cualquier momento, plantar sus pies y ejecutar. Puede llegar hasta el final y acabar la jugada desde dentro de la pintura, un aspecto del juego, a pesar de su estatura, ha trabajado y en el que es altamente eficiente. También puede pasar en cualquier momento, ya sea al principio cuando penetra la pintura de los hombres altos, desde media distancia en la pintura, hacia el exterior como parte bloqueo y continuación corto o cuando se encuentra dentro de la pintura, incluso entre torsos grandes.

Además, puede ver los pases a lo largo de las bandas, si hay ayuda de la defensa a lo largo de las alas, mientras que, después de Delaney, fue el segundo mejor pasador en cuanto a pases al exterior, creando así muchos tiros abiertos por sus compañeros de equipo. Él también es un muy buen tirador tanto desde lo alto de la pintura como las bandas, lo que obliga a las defensas a centrar su atención en él. Si añadimos a todo esto su habilidad en la transición ofensiva, entonces nos damos cuenta de que se trata de una gran arma ofensiva.

En el otro extremo de la cancha juega más con cabeza que con su habilidad y destreza. Sin presionar demasiado sobre el balón, es capaz de hacer muchos robos, algo por lo que ha destacado a lo largo de su carrera. Tiene muy buenas manos, que se nota no solo en su capacidad de pasar y robar, sino también de la forma en que va pone sus manos sobre el balón, incluso si choca con jugadores más altos y fuertes.

Claro que tiene puntos débiles. Si no los tuviera, hablaríamos de un base apto para jugar en la NBA. Su pequeño tamaño lo hace muy vulnerable al juego defensivo en el poste, un aspecto de su juego que la temporada pasada varios entrenadores lo castigaron. Es algo que sin duda debería preocuparle al preparador Bartzokas para que pueda encontrar la manera de abordarlo. A menudo hace menos esfuerzos en defensa de equipo, sobre todo cuando se necesita correr y girar.

El aspecto mental también es de gran importancia, y es algo en que ha mostrado una mejora clara en su trayectoria europea. Si tiene la cabeza fría y está concentrado, sobre todo cuando hay presión, no tendrá nada que temer y va a aportar mucho a su nuevo equipo. En cualquier caso, su incorporación es una de las más importantes de la temporada, por lo que se espera que el Barcelona presente algo muy diferente en comparación con los años anteriores.