12/Feb/16 14:50

Batalla de las décadas: Scola vs Príntezis

12 Feb 2016 2016-02-13T13:21:46+00:00.

GiorgosIoakimidis

- 12 Feb 2016

Eurohoops.net

Por Nikos Varlas/ info@eurohoops.net

¡Bienvenidos a una de las muchas nuevas columnas (marcas personales) introducidas por el Eurohoops con el objetivo de reflexionar de forma creativa y disfrutar del baloncesto desde otros ángulos visuales! En este particular caso para simular y NO comparar jugadores de otros tiempos, aunque sean no tan remotos.

Cada jugador tanto como la gente tiene su singularidad y no es necesario compararlos sobre todo cuando el baloncesto ha cambiado tanto. Incluso cuando hablamos de dos décadas que ‘rozan’.

Aquí pondremos uno cerca del otro a los jugadores que jugaron en la década 2000-2010 y a los que se ubican entre los años 2010-2020. Es decir, los jugadores de la actualidad y los que empiezan ahora o de los que disfrutaremos cuando estén en su mejor forma los próximos seis años.

En la columna de simulación estarán presentes superestrellas, estrellas, buenos jugadores, pero incluso jugadores de rol y atletas de todo tipo. Porque la magia de adivinar qué jugador de los que juegan ahora te viene a la mente cuando regresas a la década 2000-2010 es singular. Ustedes tienen todo el derecho a estar de acuerdo y, por supuesto, en desacuerdo con nuestras opciones. Nos interesaría escuchar su versión de simulación cada vez que no estén de acuerdo con nosotros. ¡Diviértanse!

¡Esta vez los dos del simulador son Luis Scola y Georgios Príntezis! Ambos jugadores dominaron la posición de ala-pívot en diferentes épocas, asociándose con un equipo cuya afición les adoraba. Ambos hombres altos tienen grandes personalidades y una vocación por la anotación, siendo claves para sus equipos en sus intentos de conquistar la cima de la Euroliga.

Scola jugó en la Euroliga hasta que tenía 27 años y luego se trasladó a los EE.UU. y la NBA, mientras que Príntezis se ha mantenido en Europa para dominar en los últimos años. ¡Lo mismo se refiere al crack argentino en su etapa en el Tau Cerámica!

Luis Scola (nacido en 1980, 207 cm de altura, ala-pívot)

Scola disputó siete Euroligas, todas luciendo la camiseta del Tau. Disputó un total de 144 partidos y en su primera temporada fui todo el camino hacia las finales. La primera temporada de la Euroliga fue una serie al mejor de cinco, con el Kinder Bolonia conquistando el título en el quinto y último partido.

En sus últimas tres temporadas de la Euroliga Scola siempre presenciaba las finales entre cuatro: en 2005 en Moscú, en 2006 en Praga y en 2007 en Atenas. Sin embargo, no logró ganar un título. En Moscú, llegó a la final, pero el Tau fue derrotado por el Maccabi Tel Aviv, mientras que en las próximas dos temporadas el equipo de Scola cayó en las semifinales ante el Maccabi de nuevo y el Panathinaikos respectivamente. Eso no quita en absoluto la importancia de Scola como uno de los ala-pívots más dominantes que hemos vista en las canchas de la Euroliga.

Su carrera en números

En su carrera septenal de la Euroliga, Scola registró un impresionante promedio de anotación de ¡14.3 puntos! Es decir, 58,1% en tiros campo y 67.1% en tiros libres. También promedió 5.6 rebotes, 1.7 asistencias y 1.2 robos. ¡Sólo intentó 11 tiros de tres y acertó en uno! Su mejor marca personal fue de 36 puntos en un partido contra el Brose Baskets Bamberg en febrero de 2006.

Georgios Printezis (nacido en 1985, 202 cm de altura, ala-pívot)

Príntezis lleva actualmente su temporada número 13 de la Euroliga, la mayoría de ellos con la camiseta del Olympiacos. Hasta la temporada 2011-12 era un buen jugador con altibajos y algunos estallidos. Desde entonces su status ha cambiado radicalmente ya que se convirtió en un jugador de primera clase, algo que ha demostrado en múltiples ocasiones. Ha jugado cuatro Final Fours – 2009, 2012, 2013 y 2015. Ha ganado dos títulos y la temporada pasada jugó su tercera final gracias a una asombrosa actuación ante el CSKA de Moscú en la semifinal. Los últimos cinco años ha sido – por detrás de Vasilis Spanoulis – el jugador más importante del trayecto europeo del Olympiacos. Según resultados de una encuesta que fue realizada recientemente, hoy en día Príntezis se considera el mejor ‚4‘ de la Euroliga. Así han opinado los GM de los 24 clubes de la Euroliga.

Príntezis es excelente en el juego de transición y carismático desde el poste bajo, donde incluso a los mejores pívots de la liga les resulta difícil competir con él en términos de eficacia y variedad de movimientos. En los últimos años ha demostrado su fuerte personalidad y una capacidad de hacer la diferencia en los partidos importantes, sobre todo en los momentos cruciales. Los dos casos más característicos: su morcilla sobre la bocina en la final ante el CSKA en 2012 que hizo historia y decidió el título europeo y su triplazo in extremis en la serie de playoffs de la temporada pasada ante el Barcelona.

Su carrera en números

En un total de 187 partidos de Euroliga Príntezis ha promediado 9,3 puntos con un 56,4% en tiros de campo, 31% en triples y 70.2% en tiros libres. También captura 3,7 rebotes y reparte casi una asistencia por partido. A partir de 2011-12 en adelante ha sido siempre un anotador de dobles dígitos. Este año completa cinco temporadas en las que ha promediado más de 10 puntos por partido, poniendo sus números muy cerca de los de Scola.

Esta temporada Príntezis está anotando 13.4 puntos en sólo 24 minutos de juego, con 57,4% en tiros de campo, 34,2% de tres y 77,4% en tiros libres más 5 rebotes, 1.4 asistencias y un promedio de valoración de 13.9. Tuvo su mejor actuación de carrera la semana pasada contra el Khimki con 30 puntos y 37 de valoración.

Principales diferencias

Vamos a echar un vistazo a nuestros dos contendientes poniendo a uno al lado del otro, repasando los últimos años europeos de Scola y la actuación de Príntezis esta década.

El argentino es más alto y más corpulento. Es un mejor reboteador, más eficaz cerca de la canasta contra las defensas de contacto duro y mucho mejor que Príntezis amenazando de cara a cara y de media distancia.

El griego es claramente superior en el tiro exterior, ya que ahora tira de una forma bastante consistente desde la línea de tres, algo que Scola nunca logró hacer en su carrera europea. Tiene un torso más ligero y por ello es capaz de seguir el ritmo de los jugadores más bajos y más rápidos en las defensas de uno contra uno.

Similitudes

Hay muchas similitudes sustanciales entre ellos. Tanto Príntezis como Scola, cuando jugó en la Euroliga, están que matan desde el poste bajo. Utilizan bien sus manos, se especializan en hacer fintas con el balón, pivotan desde ambos lados y son muy difíciles de parar. Por ello las defensas se ven obligadas a enviar ayudas para intentar forzar la bola fuera de sus manos.

El gancho es un elemento característico de su juego. El del argentino es más correcto en cuanto a la técnica de baloncesto. El tiro del griego es extraño y en su país lo llaman ¡“sedal con anzuelo y plomo“! La cosa es que tanto Scola como Príntezis han anotado de tal manera un sinnúmero de puntos en su carrera.

Además, ambos jugadores son muy buenos en mantener el ritmo de la transición de sus equipos y finalizar las jugadas en cancha abierta. Así que ¿Cuáles son las similitudes más importantes en la contraposición de Scola y Príntezis?

Denominador común: ¡Unos hombres altos autosuficientes!

Estamos hablando del mejor ‚4‘ de la última década y ¡el mejor ‚4‘ de la Euroliga en los últimos años! Ambos son de primera clase en una posición conjunta y duradera a un nivel muy alto de rendimiento.

La similitud más importante es que se imponen en el juego a través de su energía, su vocación por la anotación y el hecho de que ambos son unos hombres altos ¡autosuficientes! ¿Qué significa esto? Pueden poner y finalizar sus propias jugadas en ataque.

En la parte ofensiva no son dependientes por completo de sus bases, como es el caso de la inmensa mayoría de los jugadores modernos que juegan en la pintura. ¡Ellos amenazan, anotan y crean para su equipo en lugar de dejar que el equipo cree ocasiones para ellos!

A esto hay que añadir que Scola sigue siendo un símbolo de dedicación y sacrificio, tal vez el jugador extranjero más querido por la afición del Laboral Kutxa Vitoria Gasteiz, ya que nunca cambió de aires y siempre se dejaba la piel en la cancha.

Exactamente lo mismo se podría decir de Príntezis y el Olympiacos. Ha sido hincha del equipo desde su niñez y ha pasado 15 años luciendo la camiseta de todos los equipos del club, desde la cantera hasta el equipo absoluto.

Aunque son diferentes, con su dominio en la Euroliga Scola y Príntezis han colmado el vacío de las dos décadas y ocupando la posición de ala-pívot.