Historia semanal: ¡Vean a Luka Doncic a través de los ojos de su madre!

25/Jan/18 14:23 Januar 25, 2018

GiorgosIoakimidis

25/Jan/18 14:23

Eurohoops.net

Eurohoops habló con la Sra. Mirjam Poterbin, la madre de Luka Doncic, y ella nos reveló las jugadas preferidas de su hijo, habló de la decisión más difícil que tuvieron que tomar en los últimos años y la sensación de ganar una medalla de oro.

Por Dionysis Aravantinos / info@eurohoops.net

Tal vez el mejor jugador de baloncesto de 18 años de todo el mundo, Luka Doncic, se ha convertido esta temporada en el líder del Real Madrid, jugando excepcionalmente bien tanto en Euroliga como en la ACB. Además, el verano pasado, Eslovenia, con Goran Dragic y Luka Doncic enseñando el camino, logró ganar la medalla de oro en el Eurobasket, por primera vez en la historia del país.

Su mayor fan es su madre, la Sra. Mirjam Poterbin, quien habla de su hijo en una entrevista exclusiva a Dionysis Aravantinos y Eurohoops. La madre del niño prodigio de 18 años, nos habló sobre los primeros años de Luka, su amor por el baloncesto, su personalidad fuera de la cancha, sus hábitos y sus jugadas preferidas.

Volviendo a la década de 2000 y Luka siendo un bebé y más tarde un niño pequeño, la Sra. Poterbin habla de cómo estaba lleno de energía: „Luka era un niño encantador. Cuando era más joven, era un niño espabilado. Quería hacer todo tipo de deportes, pero es verdad que cuando comenzó a jugar al baloncesto se calmó un poco“.

También explica cómo se enamoró del básquet: „Creo que Luka lo lleva en su sangre. Desde que comenzó a caminar, cuando tenía un año, estaba jugando con un balón en sus manos. Estaba haciendo todo tipo de deportes. Le gustaba mucho el fútbol, ​​pero era demasiado alto para jugar. Como dije, creo que Luka nació para jugar al baloncesto“.

Respondiendo a la pregunta: „¿Cuándo se dio cuenta de que Luka tendría una carrera brillante en el baloncesto?“ la Sra. Poterbin dice que nunca pensó en el futuro. „Honestamente, nunca pensé en esto porque, siendo su madre, lo importante para mí era verlo feliz y sus sueños haciéndose realidad. También creo que Luka nunca pensó en lo lejos que podía ir. Erafeliz de que jugara al baloncesto y eso fue lo más importante“.

Según su madre, Doncic tiene una personalidad única fuera de la cancha: „Si conoces a Luka realmente bien, sabes que él es una muy buena persona. Él siempre está dispuesto a ayudar a otras personas, y cada vez que tiene la oportunidad de hacerlo, lo hace. En la cancha, él es mucho más enérgico que en su vida personal“.

Dragic ha dicho que Doncic (como todos los jóvenes de su edad) jugaba videojuegos cuando compartían la habitación del hotel en septiembre pasado. Su madre confirma que Luka disfruta jugando videojuegos: „Le gusta jugar videojuegos, especialmente los de fútbol (no tanto juegos de baloncesto) y también le encanta jugar a las cartas con sus amigos, así como juegos de mesa con familiares y amigos“.

Luego, también habló sobre cómo lo ayudó con la decisión de mudarse a Madrid desde Eslovenia y que fue la decisión más difícil que tuvieron que tomar: „Por supuesto que fue difícil. Fue la decisión más difícil que tuve que tomar en mi vida y en la de Luka. No fue fácil, ya que él (Luka) se fue de su casa a los 13 años de edad, solo, sin familia, sin amigos, para ir a una ciudad donde no conocía a nadie. Casi nadie hablaba inglés, así que fue realmente duro para él. A veces me doy cuenta de esto y digo ‚Dios mío, gracias a Dios que pasó este período. Se acabó.“

Hablando de la personalidad de Doncic, que lo ayudó a lidiar con ir a la escuela y jugar al baloncesto, su madre señaló: „Por supuesto, iba a Madrid para los entrenamientos y también iba a la escuela. Como dije, fue realmente difícil, pero como se ve ahora, valió la pena. Luka tiene una personalidad fuerte y logró superar todos estos cambios debido a su personalidad. Lo más importante, sin embargo, es que él está feliz y se está divirtiendo jugando al baloncesto“.

La Sra. Poterbin habló del éxito de Doncic y nos dice que su vida no cambió tanto: „Mi vida no cambió tanto. Después de que Luka vivera solo, en residencia con otros niños en Madrid, me mudé a Madrid hace dos años porque necesitaba el apoyo, la ayuda, así que diría que mi vida cambió un poco por esto, pero no demasiado. Estoy aquí con mi hijo y esto es lo más importante para mí. Puedo ayudarlo de cualquier manera, y eso es lo que importa“.