Usman Garuba: „Para los canteranos, Doncic debe ser un espejo en el que mirarse“

2020-11-10T11:05:52+00:00 2020-11-10T18:07:13+00:00.

Alex Madrid

10/Nov/20 11:05

Eurohoops.net

Usman Garuba, uno de los mayores talentos jóvenes del baloncesto europeo, se sincera en Eurohoops para hablar de la cantera del Real Madrid, de la confianza que deposita Pablo Laso en él o del sueño de disputar los Juegos Olímpicos.

Por Alex Madridinfo@eurohoops.net

Tiene 18 años y apenas lleva dos temporadas en la élite, pero en sus palabras muestra una madurez más propia de un veterano. Usman Garuba (Madrid, 2002) es una de las grandes esperanzas del baloncesto español y, por supuesto, otro de los grandes productos de la cantera del Real Madrid. Una máquina de batir récords de precocidad que ha logrado hacerse hueco en la rotación de Pablo Laso. Porque, como nos cuenta, su entrenador no mira el DNI para repartir minutos.

Parece que Usman se muestra más tímido hablando con Eurohoops que sobre el parqué. Sin embargo, a medida que avanza la conversación, la Pantera de Azuqueca, un mote que porta orgulloso en sus zapatillas, comienza a soltarse.

Se lleva hablando de ti desde que tienes 12 años y, por tanto, había muchas esperanzas puestas en tu desarrollo como jugador. Pero… ¡qué manera de echar la puerta abajo, Usman!

Ha llevado mucho trabajo y esfuerzo, la verdad. He tenido mucha ayuda por parte de los jugadores y los entrenadores. Gracias a ello, estoy aquí.

“La nueva perla” o “Garuba sigue la estela de Doncic” son algunos de los titulares que he leído sobre ti preparando la entrevista. ¿Cómo hace un joven jugador para no distraerse con todas las noticias que surgen a su alrededor?

Esas cosas no me influyen porque un día te puede ir bien, pero otro día te puede ir mal. La verdad es que me dan igual. Es bueno que digan que sigo la estela de Doncic, pero sabiendo que cada persona es diferente. Cada jugador tiene su forma de crecer y de mejorar. Pero es bueno que digan eso de ti, significa que estás haciendo las cosas más o menos bien.

De alguna manera, a los chicos que llegáis al primer equipo desde la cantera, ¿os afecta ese listón tan alto que puso Doncic? ¿O realmente es un espejo en el que mirarse?

En mi caso, no me afecta. Para los jóvenes, debe ser un espejo en el que mirarse… sin obsesionarse con ello. Luka ha destacado mucho, pero no todo el mundo es él. Probablemente ha sido el mejor jugador de 18 años que haya habido jamás. Por lo tanto, no hay que centrarse en eso, sino en uno mismo. Cómo podemos mejorar para el día de mañana ser mejores. Y ya está.

Desde la llegada de Alberto Angulo, se ha hablado mucho de la evolución de las categorías inferiores del Real Madrid. ¿Qué puedes decirnos, que no se haya dicho ya, sobre el trabajo de cantera en el club?

El trabajo de cantera es excepcional. Muchos entrenamientos, mucho trabajo y, como digo siempre que me preguntan, la clave de la cantera de aquí, por la que yo creo que destacamos más que en otros lados, es la manera en la que competimos entre nosotros, día a día. En los entrenos, en los partidos, siempre competimos entre nosotros para hacernos mejorar. No es una competencia egoísta, sino que nos hacemos mejorar entre nosotros trabajando, ya sea físicamente, técnicamente… ¿Sabes? Siempre estamos compitiendo y eso nos ayuda a ser mejores.


ACB Photo/P. Castillo

Fuiste el 12º canterano en debutar con Pablo Laso. ¿Qué destacarías del trabajo de tu entrenador con los jóvenes?

Pablo da mucha confianza a los jóvenes. La verdad es que, lo mejor de Pablo, es que no le importa si tienes 16 años. Si destacas, compites y lo haces bien día a día te va a poner a jugar como a alguien de 30, 35 ó 40 años. Le da igual la edad, no mira el DNI para jugar. Eso es siempre bueno.

¿Hay algún consejo de Pablo que tengas siempre muy presente?

No especialmente. Tener intensidad, estar siempre con energía en el partido, tirar siempre que se pueda… pero nada en especial.

Le estás haciendo caso con lo de tirar. Te hemos visto más atrevido lanzando de tres últimamente.

Me dice que tire siempre que esté solo. Y, bueno, no están entrando muchas… pero entrarán. Entrarán.

¿Y de los compañeros de equipo? ¿Hay alguno en el que te fijes más o que te ayude especialmente?

Me ayudan todos, la verdad. No podría decirte uno solo porque me ayudan todos. Cuando estamos en el banquillo, en los entrenamientos, cualquiera me da un consejo. Siempre están ahí para ayudar. Ajustes defensivos, qué tengo que hacer en ataque, dónde debo colocarme… Todos me ayudan.

Debutaste hace ya dos años con el primer equipo. Y, desde ese momento, parecías totalmente adaptado al nivel de la competición. ¿En qué aspectos notaste un gran cambio?

Yo ya llevaba varios años haciendo pretemporada con ellos. No había llegado a debutar, pero ya me sentía, poco a poco, parte del equipo. Obviamente, el cambio se nota. Sobre todo, físicamente. En categorías inferiores destacas por el físico. Técnicamente también, pero sobre todo por el físico. Ahora tienes que usar más recursos, no todo es físico, y debes saber hacer más cosas.


ACB Photo/A. Arrizabalaga

El inicio de competición ha sido algo complicado en Euroliga, aunque ahora habéis cogido ritmo con siete victorias consecutivas entre todas las competiciones. ¿Cómo llevas la presión de jugar en el Real Madrid, un club en el que sólo vale ganar?

Desde jóvenes es lo que nos transmiten. La verdad es que, en ese aspecto, desde la cantera al primer equipo no hay mucho que cambie. Esa presión la llevo bien, llevo viviendo con ella desde pequeño. Aquí, lo que tienes que hacer, es dejarte la vida en el campo en cada momento. Da igual si metes 2 puntos, como si metes 20 ó 30 un día. Es importante aportar en los intangibles y ayudar al equipo siempre que se pueda.

Está siendo una temporada extraña. Imagino que incluso has perdido la cuenta de las PCR que te han hecho a estas alturas…

Sí, madre mía, qué locura.

¿En qué han cambiado los viajes en la Euroliga?

Sobre todo, lo que has dicho. Muchos controles, muchas PCR y mucha incertidumbre con los resultados [de los tests]. De un momento para otro, puedes no viajar por los casos en tu equipo o en el rival. A veces genera incertidumbre y duda, ¿sabes? Les ha pasado a muchos equipos. A última hora, justo antes de empezar el partido, no juegan.

El otro día, en Liga Femenina, pararon un partido al descanso.

Sí, con el partido empezado. [Resopla] Es un año muy raro, la verdad.


EuroLeague

Hablemos un poco de tu papel en el equipo. Se ha dicho que quizás falte un pívot que dé descanso a Tavares. Muchos pensábamos que serías tú quien asumiría ese rol, pero juegas más minutos de ‘4’. ¿Cómo te encuentras más cómodo?

Depende del momento, depende del partido. Me es lo mismo jugar de ‚5‘ que de ‚4‘. Quiero decir que, si juego de ‚4‘, me centro más en defender porque los ala-pívots son más rápidos y mej0r tiradores. Si juego de ‚5‘, aprovecho mi ventaja por rapidez. Dependiendo del momento lo vas viendo, vas ajustándote al juego. Depende de muchos factores, la verdad. Del partido, del otro equipo… Si te digo la verdad, me es lo mismo porque veo ventajas en las dos posiciones. Y el baloncesto se basa en eso, en buscar ventajas en todo momento.

De cara a poder desarrollar una carrera en la NBA en un futuro, imagino que te enorgullece que comparen tu juego y capacidades con jugadores muy valiosos para la liga, como, por ejemplo, Draymond Green.

Siempre es bueno que te comparen con buenos jugadores, pero no es algo en lo que me centre ahora mismo, la verdad. Pienso cada día en cómo mejorar con el equipo, cómo podemos ganar todos los títulos posibles y cómo mejorar la temporada que estoy haciendo. Así que no pienso en ello. Las comparaciones, bueno, ni me agradan ni me desagradan. Cada jugador es como es.

Entonces, imagino que ni siquiera miras lo que escriben los analistas de Draft sobre ti…

Sé que hablan de estos temas, pero no me interesan para nada. Yo lo que quiero es ganar todo lo posible con el Real Madrid.

Si te hablo de los Juegos Olímpicos de Tokio, ¿los ves como un sueño o como una posibilidad?

Si hay una llamada, estaría muy contento. Si no, no pasaría nada. Al final, tengo 18 años y quiero seguir trabajando para poder estar ahí. Me lo pondría como objetivo este año, pero sabiendo que debo tener los pies en el suelo y trabajar día a día. Pero, si hay una llamada, obviamente estaría muy contento.

Y, por último, a nivel colectivo e individual, ¿qué objetivos te marcas esta temporada con el Real Madrid?

Como estoy en este club, es obvio que a nivel colectivo es ganarlo todo. Ganar cada partido, ganar cada título posible. Empezamos bien con la Supercopa y buscamos seguir así. A nivel individual, crecer cada día como jugador. Mejorar, tener más recursos, hacer más cosas, ser más versátil y, sobre todo, disfrutar. De verdad, disfrutar con los compañeros, disfrutar con el equipo, disfrutar con esta buena gente.