David Blatt: „Estoy escribiendo un libro“

2020-04-24T14:04:40+00:00 2020-04-24T14:04:40+00:00.

Alex Madrid

24/Apr/20 14:04

Eurohoops.net

Eurohoops repasa con David Blatt una carrera repleta de éxito que tuvo que abandonar por su enfermedad. Ahora, desde el retiro de sus banquillos, echa un vistazo atrás.

Por Achilleas Mavrodontis / info@eurohoops.net

David Blatt habló con Eurohoops para mirar hacia atrás en su carrera como entrenador y hablar de sus planes futuros. La conversación fue más allá del baloncesto y los desafíos presentados por la pandemia de coronavirus.

El ex entrenador de la NBA, campeón de la Euroliga y Eurobasket y más recientemente el consultor de los Knicks es una de las mentes más brillantes en el baloncesto y ha experimentado casi todo en el deporte y también a nivel personal.

– Comencemos con el título que ganó con el Maccabi en 2014. Fue una temporada difícil para el Maccabi, pero todos lo apoyaron desde la administración del equipo y lograron la Euroliga. ¿Cómo fue esta experiencia para usted ese año?

Bueno, no sé lo difícil que fue esa temporada. Al comienzo no fue genial, pero pienso que a mitad de la temporada realmente encontramos nuestro camino y nos unimos. Creo que ese es el proceso normal. Las personas pierden rápidamente de vista cómo debería ser la temporada. Lo importante es dónde terminas, no cómo comienzas. Solo que establezca y tenga los principios adecuados en su sitio, y luego desarrolle con el tiempo. Uno de los grandes errores que cometen los equipos es que ponen la meta frente al compromiso y ponen el resultado al frente del proceso. Porque, en particular para su caso, tiene que pasar por todos los procesos para llegar al nivel que necesita alcanzar y encontrar excelentes resultados. Entonces, con respecto a su pregunta sobre este equipo en particular, realmente pasamos por el proceso de crecimiento y desarrollo. Terminó siendo un equipo de alto nivel superior. Y, para mí, esa siempre ha sido la forma correcta de hacerlo. Ciertamente, ese año se demostró.

– Fue un gran año para ti y, después de eso, fue un gran paso para ir a la NBA y entrenar a un equipo que tenía objetivos para ganar un anillo. El primer año tuviste una gran temporada, pero no se logró el objetivo al final. El segundo año, el equipo que construiste ganó el campeonato. ¿Cambiarías algo en ese momento en la forma que histe algunas cosas que hiciste? Al final, su equipo tuvo éxito.

En primer lugar, no fui a la NBA solo por el campeonato de la Euroliga de 2014. Había sido parte de muchos programas muy exitosos antes de aquello. En segundo lugar, cuando llegué a Cleveland por primera vez, el equipo que originalmente iba a entrenar no era un equipo para ganar campeonato, era un equipo que esperábamos construir con ciertas piezas en su lugar, pero la oportunidad de agregar muchas jugadores de calidad para gradualmente convertirnos en equipo de playoffs y, con un poco de suerte, formar un equipo que luchara campeonato. Todo eso cambió muy rápidamente cuando pudimos traer de vuelta a LeBron como agente libre y también hacer el traspaso por Kevin Love renunciando a nuestra primera elección del draft y a algunos otros jugadores. Y de repente y rápidamente se convierte en un equipo candidato al título. Aún así, esto requirió un proceso. Los equipos nuevos generalmente en su primera temporada no ganan campeonatos. Pasamos esa primera temporada y llegamos a los playoffs, por supuesto, y finalmente en los playoffs jugamos nuestro mejor baloncesto, incluso venciendo a Atlanta en la final de la Conferencia Este, 4-0, a pesar de que consiguieron 60 victorias esa temporada y tenían ventaja de campo. Y, por supuesto, fuimos a la final y jugamos sin Kyrie (Irving) y Kevin (Love) debido a las lesiones, lo que lo hizo muy difícil. Aunque la serie fue competida. El año siguiente, al menos hasta que me fui, estábamos en el primer lugar en la Conferencia Este y muy en condiciones de ser un candidato al campeonato nuevamente y, en última instancia, el equipo ganó el título. Lo que aprendo de las experiencias en la NBA es que el juego en la NBA es muy diferente al europeo. Y que el juego fuera del baloncesto, es mucho más importante y dominante que lo que es en Europa. Esto realmente requirió un tipo diferente de entrenamiento de mi parte. Nuestra situación pasó de ser una de desarrollo a una de ganar ya. Fue muy desafiante y me obligó a hacer muchos cambios en la filosofía. Cuando miro hacia atrás, probablemente no fue lo mejor para mí personalmente, pero ciertamente, debido a las demandas de la organización, les proporcioné un equipo ganador. Para mí todo está bien, todo está bien. Tuve una experiencia maravillosa en la NBA. No tengo nada de lo que arrepentirme. Puedo mirar hacia atrás y decir que tuve la oportunidad de entrenar a algunos de los mejores jugadores del mundo, que formé parte de las Finales de la NBA, que para llegar allí con muchos títulos europeos maravillosos y maravillosos, tuve la suerte de formar parte de ello. También tengo un anillo de campeón de la NBA. Así que no está mal.

– Hemos hablado ya de Cleveland. ¿Cómo fue de importante esa experiencia para usted en el trabajo que tenía que hacer en los Knicks?

No fue la etapa más importante de mi carrera, pero fue una buena manera de seguir relacionado con el baloncesto después de que, desafortunadamente, tuviera que retirarme de los banquillos. Este no fue un momento fácil para mí. Fue difícil, en realidad. Pero por mis problemas físicos realmente me dejó claro que ese era el mejor movimiento para mí. No es la forma en que quería parar porque ser entrenador ha sido una gran parte de mi vida, pero la necesidad de mantenerse saludable es aún más importante. Así que tener la oportunidad de ser consultor para un equipo de la NBA por un período de tiempo fue muy interesante para mí y muy gratificante. Si quiero continuar en ese campo, me pongo en esa posición. No estoy seguro de que lo haga porque tengo tantos planes en el futuro que tengo que elegir dónde y qué quiero hacer y adónde quiero ir. Pero soy muy afortunado de haber tenido esa experiencia y ver el baloncesto desde otro lado, fuera de la cancha.

– Habla sobre planes futuros. ¿Qué le depara el futuro a David Blatt?

Bueno, hay muchas cosas en las que ya estoy trabajando y tienen que ver con la diplomacia fuera del mundo deportivo. También estoy escribiendo un libro. Me estoy preparando para ofrecer cursos online de entrenamiento y liderazgo en todos los campos. Y estoy considerando también posiblemente hacer algún trabajo en la televisión. Esa puede ser la última de las opciones, la última de las cosas, pero todo está en la mesa. O continuar, por supuesto, con el tipo de trabajo que hice este año con los Knicks, consultoría. Lo último que le diré es que es una posibilidad muy real, pero no estoy cerrado, sería trabajar en la administración como general manager, particularmente en el mercado europeo u otros mercados del mundo. Pero todavía no estoy seguro de si eso va a suceder.

 

– La NBA está intentando volver. La Euroliga está intentando volver. ¿Cuál es su opinión? ¿Cree que podría ser posible?

Por supuesto que es posible, pero lo importante es que no nos apresuremos demasiado. Y si es necesario un sacrificio a corto plazo, incluso durante la temporada, entonces lo atravesamos. Todos esperamos lo mejor en el futuro. Pero la NBA y los deportes, en general, siempre han sido una de las fuerzas impulsoras de la sociedad. Tiene y debe ser un ejemplo e inspiración para las personas. Entonces, en este caso, si la inspiración proviene de los sacrificios que deben hacerse en aras de la buena salud y el bienestar, eso es lo que debe ser. Ahora, si eso significa que no jugamos en absoluto este año, que así sea. Lo importante en este momento es la salud de las personas y el planeta. Eso es lo que creo que es el mensaje importante.

– Tengo que preguntarle una cosa más sobre su situación. ¿Cómo de difícil fue para usted hablar sobre ello y cuál fue el impacto de los mensajes que recibió después de eso?

No fue fácil hablar abiertamente sobre la situación pero, por otro lado, sentí la responsabilidad de hacerlo. Esperaba que al hacerlo pudiera ayudar a otros, lo que me dio una gran fuerza. Los mensajes de que no estamos solos y que podemos sentirnos cómodos al incluir a otros y ser abiertos y honestos sobre nosotros mismos y nuestra situación, se puede encontrar ayuda y la bondad de las personas te hace más fuerte. Los comentarios que recibí han sido maravillosos. Sabiendo que logré algo que ayudó a otros, me ayudó de una gran manera. La situación para mí no siempre es fácil. Dejar el trabajo que amaba y tener desafíos diarios desde un punto de vista físico, es difícil. Por otro lado, saber lo que puedo hacer y tengo que hacer y contar con el apoyo de otras personas a mi alrededor, lo hace mucho más fácil.

– Desarrolló muchos jugadores durante su carrera. ¿Los jugadores que dan lo mejor de sí, le emocionan?

Una de las mejores cosas de entrenar no es solo los títulos que ganas, sino la capacidad que tienes para ayudar a los jugadores a avanzar en sus carreras y vidas. No creo que haya nada más importante. Eso te sirve igual de bien. Cuando al equipo le va bien, los individuos se benefician. Esta es siempre una de las respuestas que les doy a las personas que preguntan cómo manejo el vestuario o los equipos con estrellas o los que no juegan tanto por las estrellas. La respuesta es que cuando un equipo gana o tiene éxito, todos tienen éxito. Tener la oportunidad de ayudar a los jugadores a desarrollarse y tener éxito de una manera excelente es ciertamente para el beneficio del entrenador y para el beneficio de todos. Personalmente, siempre me enorgullece ver a mis jugadores avanzar o ascender o llegar a situaciones aún mejores.

– Vayamos a Rusia. Su viaje es asombroso. Fuimos de Israel a la NBA, a Turquía y, ahora, a Rusia. ¿Cómo fue esta experiencia con la selección? Ganó el trofeo del EuroBasket y una medalla olímpica. 

Te olvidaste de una medalla en Lituania. Este fue uno de los mejores momentos de mi vida como entrenador. La oportunidad de ir a Rusia y realmente salir de lo esperado o común de mi propia vida. Hay una importancia histórica y social para mí para ir a Rusia y entrenar al antiguo equipo nacional de la Unión Soviética. Tenía un maravilloso significado en un mundo cambiante, en un entorno deportivo diferente. Fui muy afortunado y muy feliz de haber tenido la oportunidad de hacer que esta experiencia sea parte de mi filosofía personal de cruzar fronteras y experimentar y contribuir a culturas muy diferentes, en entornos muy especiales. Para mí, esto fue emocionante, uno de los verdaderos momentos destacados de mi vida y mi carrera deportiva. Tuvimos equipos maravillosos con jugadores y personas maravillosas. Para mí compartir eso con el pueblo de Rusia como estadounidense-israelí fue tan único y emocionante.

– ¿Los tres mejores momentos de su carrera?

Las tres mejores aspectos de mi carrera son diferentes de los tres mejores momentos. Los tres mejores fueron la capacidad de hacer lo que amaba, ayudar a muchas personas a progresar en sus vidas y sus carreras, y finalmente compartir y contribuir a tantas culturas y experiencias diferentes con tantas personas maravillosas. Esas son las tres cosas más maravillosas para mí. Desde el punto de vista del baloncesto, decir uno sobre otro no es fácil para mí. Sería fácil decir ganar el EuroBasket, ganar la Euroliga e ir a las Finales de la NBA. Hay tantas otras cosas que para mí no son menos significativas.

– ¿Las tres cosas que le gustaría cambiar en su carrera?

Puedes leer esas tres cosas en mi libro.