Mis temores y los grandes jugadores

2015-05-21T17:51:24+00:00 2015-05-23T14:08:04+00:00.

GiorgosIoakimidis

21/Mai/15 17:51

Eurohoops.net

Durante su corta estancia en Atenas Giannis Antetokounmpo ha escrito en su blog oficial del Eurohoops. Ha regresado a los Estados Unidos donde se entrenará individualmente. Retornará a Grecia para la pretemporada de la selección que se inicia el 1 de agosto

Por Giannis Antetokunmpo/

Durante su corta estancia en Atenas Giannis Antetokounmpo ha escrito en su blog oficial del Eurohoops. Ha regresado a los Estados Unidos donde se entrenará individualmente. Retornará a Grecia para la pretemporada de la selección que se inicia el 1 de agosto.

Hasta entonces se comunicará con la gente a través de su blog. Ustedes podrán disfrutar de una ronda estival de mensajes de Giannis que se completará con su incorporación en el equipo nacional griego. A partir de ahí comenzará una nueva ronda de color blanquiazul.

Archivo: Ética profesional

He definido claramente en mi mente aquellos elementos que puedan empujar a un jugador a hacer historia y alcanzar o incluso superar su techo atlético, según el talento que posea.

En primer lugar va la ética profesional. En el segundo la mentalidad. La mentalidad que tiene dentro y fuera de la cancha. El tercer y último puesto en la jerarquía lo ocupa el talento. Eso es lo que pasa. Nací destinado a ser un perfeccionista en toda clase de cosas que me ejercitara. Siempre que me gustara. No era un gran estudiante en la escuela. Lo podría haber sido si hubiera sentado y estudiado sistemáticamente. Es que no tenía mucha motivación. Me gustaba el baloncesto.

Me hace feliz jugar al baloncesto y entrenarme para llegar a ser mejor. Otro aspecto importante es la dedicación a la meta. La voluntad de ganar tiene que superar el dolor. Sea un dolor mental o físico.

Recuerdo un partido en Brooklyn contra los Nets. Me torcí el tobillo y sentía mucho dolor. Le supliqué a Jason Kidd que no me sacara de la cancha. Me dediqué a ganar. La idea del dolor se fue y conseguí acabar aquel partido. Lo importante fue que habíamos ganado.

Fue decidido que no iba a jugar en el próximo partido contra los Toronto Raptors. Estaba fuera montando en una bicicleta fija en el vestuario. Escuchaba lo que se decía en el monitor, que iba a ser una victoria fácil para los Raptors. No podía escucharlo. Me molestaba.

Cinco minutos antes del salto entre dos, cuando sonaba el himno nacional, llegué al banquillo y les dije que no había ninguna posibilidad de que no jugase en aquel partido. Al principio el entrenador no me lo permitió. Me dijo que no había ninguna posibilidad, porque mi pierna se empeoraría. Traté de convencerlo de que me sentía mejor. Por último, me dejó jugar. Perdimos aquel partido, pero si no hubiera jugado, me habría sentido aún peor después.

El secreto

Todos los grandes, los que han pasado a la historia como los más grandes de todos los tiempos, usaban su mentalidad como su mejor arma. Estaban decididos y dedicados a su objetivo. Muchos tienen un gran talento, pero no tienen la mentalidad necesaria.

Todos los días me levanto ansioso. Tengo un pensamiento en mi mente que me estresa. Me temo entrar en el proceso de pensar que tengo muchas habilidades y mucho talento, así que no tengo que obsesionarme y trabajar mucho, que incluso si no hago todo el trabajo, tendré una buena carrera en la NBA.

Eso no es suficiente para mí. Cada día me entreno más duro por miedo a perder el talento y no alcanzar el nivel que aspiro a alcanzar. Siempre tengo esta preocupación y me empuja hacia la dirección correcta de una manera positiva.

Así es la naturaleza humana y muchas las veces también la de un atleta. Cuando has jugado realmente bien en un partido o durante un cierto período, es de un ser humano dormirse en los laureles. Cuanto más ha logrado alguien en su carrera más peligroso es para que esto pase con él. Precisamente por esta razón tengo como modelos absolutos a los jugadores que durante muchos años han sido los mejores, que han conquistado más de una vez la totalidad de sus metas personales y colectivas, pero siempre aparecen más hambrientos, más decididos, más completos en su juego.

Los mejores son un modelo para mí

Me siento y pienso. ¿Qué harían en este caso Jordan, Kobe, Magic, LeBron? Jordan consiguió seis campeonatos y todos los respectivos títulos de MVP en las finales. Sin embargo, ¡nunca fue satisfecho de sí mismo! Se podía ver en sus ojos y la furia con la que jugaba.

Mi principal objetivo es jugar a un alto nivel en la NBA hasta que cumpla los 40 años. Sentir la alegría y la satisfacción cuando logre algo, poder disfrutarlo, pero nunca sentirme contento y completo. Cuando se logre un gol, poner de inmediato el próximo.

Quisiera desear a todos que tengan un buen verano y que, ante todo, estén sanos, que durante sus vacaciones descansen mental y físicamente. Después del fin de la temporada pasé una semana magnifica en Grecia, pero ahora estoy de vuelta en Milwaukee y ya comencé a trabajar con mis entrenadores. No hay tiempo que perder.

Hasta que vuelva a ser parte de la selección nos mantendremos en contacto aquí, a través de mi blog oficial. He leído todos los mensajes y los uso como una motivación extra y una fuente de fortaleza…

¡Qué estén bien y qué se den un baño para mí también! Giannis