Un nuevo orden mundial

2019-09-11T21:52:10+01:00 2019-09-11T21:52:10+01:00.

GiorgosIoakimidis

11/Sep/19 21:52

Eurohoops.net

Estados Unidos perdió la oportunidad de ganar su tercer Mundial seguido, Serbia y Giannis no estuvieron a la altura de lo que se esperaba, mientras que el juego en todo el mundo está avanzando.

Por Aris Barkas/ barkas@eurohoops.net

DONGGUAN – En 2006, cuando Grecia, sin ningún jugador activo de la NBA en su plantilla, venció a un equipo nacional de EE. UU. que tenía a Dwayne Wade, LeBron James, Carmelo Anthony y más, fue una sorpresa.

Hoy en Dongguan, el triunfo de Francia frente a esta versión de Estados Unidos es emocionante, pero también es algo que la mayoría esperaba que sucediera. No hubo indignación cuando Serbia fue considerada la principal favorita para ganar el oro. Hubo preguntas desde el primer momento sobre el juego de Giannis Antetokounmpo y cómo se adaptará a las reglas de la FIBA. Y todos esperaban que surgiera al menos un equipo de África.

Mientras que ningún equipo cumplió lo prometido, el resto de los grandes temas planteados antes del torneo resultan ser actuales. El baloncesto se está convirtiendo cada vez más en un juego global. Los poderes tradicionales ya no pueden ganar fácilmente un torneo al menos que presenten su mejor versión. Y ya no basta con tener jugadores de la NBA en tu plantilla (ve a Alemania).

La derrota de los EE. UU. por un equipo francés superior no puede considerarse una sorpresa. Los jugadores franceses son muy conocidas, llevan años jugando juntos y cuentan con el apoyo de una de las mejores federaciones nacionales. Su desempeño no fue extraordinario, y a pesar del balance de 5-0 de Estados Unidos antes de los cuartos de final, era evidente que el equipo del entrenador Gregg Popovich estaba lejos de ser impecable.

El baloncesto está cambiando, y cabe mencionar que las dos derrotas más recientes de los EE. UU. ocurrieron en suelo asiático, en Japón en 2006 y ahora en China.

Mientras que en la era posterior a Yao-Ming Asia no ha presentado un equipo nacional realmente competitivo, las gigantescas arenas de China son un testimonio más de un nuevo Orden Mundial de Baloncesto.

No se puede negar que en este momento el baloncesto está creciendo en todo el planeta y que cualquier equipo puede ganar a cualquiera. Nadie debería sentirse seguro, especialmente después del comienzo de las eliminatorias.

Las derrotas de EE. UU. y Serbia lo demuestran sin lugar a dudas, al igual que el desliz de Grecia contra Brasil en la primera fase, una derrota por un punto que prácticamente le costó a Giannis de los cuartos de final.

Y la conclusión es bastante simple: si bien el nuevo formato de 32 equipos y el calendario agotador necesitan algunos ajustes, es solo cuestión de tiempo para que el Mundial se convierta en el principal torneo de equipos nacionales, porque, como dice el lema „The World´s got game“.

Foto: FIBA.Basketball