La columna de lupa viaja a Estambul, Belgrado y Barcelona

2017-01-28T10:11:16+00:00 2017-01-29T12:04:04+00:00.

GiorgosIoakimidis

28/Jan/17 10:11

Eurohoops.net

Ha sido otra semana de dos jornadas en la que la columna de lupa ha seguido los partidos de la jornada 20 tras la cual se completaron los dos tercios de la temporada regular, analizando el derbi de Estambul, la batalla de Belgrado y la lucha entre dos equipos ACB, el resultado del cual ha hundido al Barça aún más profundo, empujándolo más allá de los playoffs por primera vez después de 2005

Por Panos Katsiroumpas/ info@eurohoops.net

Ha sido otra semana de dos jornadas en la que la columna de lupa ha seguido los partidos de la jornada 20 tras la cual se completaron los dos tercios de la temporada regular, analizando el derbi de Estambul, la batalla de Belgrado y la lucha entre dos equipos ACB, el resultado del cual ha hundido al Barça aún más profundo, empujándolo más allá de los playoffs por primera vez después de 2005.

FENERBAHCEGALATASARAY

¡22/29!

La primera mitad del Galatasaray fue una de las actuaciones que vemos muy raramente en las canchas europeas. Los visitantes acariciaron la perfección, jugando a un baloncesto increíble. La primera parte terminó con los de Atamán metiendo 22 de 29 tiros, es decir, un 76%. Además, repartieron 18 asistencias y sólo cometieron tres fallos en ese período para llegar a ganar por 13 puntos al descanso.

El esquema apropiado

El plan del Galatasaray era muy sencillo. Güler empezaba los ataques con el balón en sus manos, uno de Tyus o Pleiss le ponían una pantalla en el perímetro. De allí en adelante, había cambios en defensa, Vesely se quedaba con Güler, por lo que surgían desajustes en la pintura. El Fener sufría para dar ayudas, por otra parte, el Galatasaray movía el balón a la perfección, y prácticamente con dos pases ponía en desequilibrio la defensa de los de Obradovic. La mayoría de los tiros eran abiertos tras una buena circulación del balón.

¡Soberano!

En la segunda mitad fue el jugador que forzó la remontada, aportando su granito de arena en la victoria. Jan Vesely fue brillante en la segunda mitad, jugando increíbles defensas con cambios y ganando todas las batallas bajo los aros. Sumó 20 puntos, 7 rebotes, 2 robos y sólo un tiro fallado.

La clave

Si había un jugador que hizo un trabajo muy importante para el equipo de Obradovic sin que esto se hiciera notar en la ficha técnica, ese era James Nanali. Gracias a la percepción y la capacidad cerraba muchos huecos durante las rotaciones en defensa, jugando increíbles defensas con cambios en la pintura, sobre todo contra Pleiss.

ESTRELLA ROJA – PANATHINAIKOS

¡Sin principio ni fin!

Esta fue la razón principal del triunfo del equipo local. Los jugadores del Panathinaikos nunca aparecieron en la cancha tanto en los primeros cinco minutos durante los cuales iban a remolque con 16-0, como en el tramo final. El parcial total de esos períodos era 24-3, algo que justifica la derrota.

¡Aun así, logró confundirlo!

En el resto del partido, el Panathinaikos leía lo suficientemente bien el juego del Estrella Roja, especialmente en el bloque y continuación. Siempre enviaba ayuda a los lados para tener un jugador extra contra el pick and roll. Cuando la defensa se hizo más agresivo, los serbios bloquearon. La ayuda fue selectiva y nunca llegaba del jugador que marcaba a Simonovic para no dar ni espacio, ni tiempo ni tampoco la oportunidad de encontrar su ritmo al francotirador serbio. Los serbios acabaron el partido con 4/20 triples.

¡Una defensa que trituraba huesos!

Por otro partido, la defensa del Estrella Roja lo sacó del atolladero. En los últimos cinco minutos no había ni una sola jugada en la que no rompía las pantallas, sin hacerles fácil la vida a los helenos. En muchos momentos los visitantes ni siquiera podían lanzar, sólo anotando tres puntos en los últimos cinco minutos.

No tenía ayuda

Calathes y Gentile no pudieron en absoluto ayudar al equipo. El primero parece ser exhausto y con la psicología minada. El segundo parece incapaz de adaptarse a las exigencias de un juego en equipo, jugando por sí mismo. El perímetro del Panathinaikos no puede permitirse el lujo de tenerles en mal estado a los dos. Compartieron 1/9 tiros y siete errores, la mitad de su equipo.

FC BARCELONA LASSA- BASKONIA

No vamos a analizar algunas partes del juego, ya que en la segunda mitad en adelante el Baskonia superó por completo al equipo de Bartzokas.

Vamos a hacer un pequeño análisis sobre por qué el Barcelona juega tan mal. Las lesiones son sin duda una excusa, y no pequeña. La lesión de uno de los mejores defensores de la plantilla, Pau Ribas, cambió automáticamente el balance. Ahora Oleson está de baja, por lo que prácticamente no hay defensa perimetral.

Todos los equipos apuntan a Rice y Navarro, que comparten mucho tiempo en la cancha, un esquema ineficaz en términos de defensa. Cuando el ataque no puede crear rupturas, automáticamente se ponen pantallas, lo que obliga a la defensa a hacer cambios y rotar, lo que crea muchos desajustes.

Los hombres altos del Barça, tras la desvinculación de Dorsey, son Tomic, Faverani, Doellman, Vezenkov y Claver. De todos ellos sólo el último tiene la capacidad de jugar defensas con cambios. Todos los demás son incapaces de hacerlo, por lo que las ayudas son necesarias. Por lo tanto, un pase adecuado en ataque da una ventaja al equipo rival.

Sobre todo en el tercer cuarto, los vascos castigaban a voluntad las pantallas al balón, haciendo trizas la defensa del Barcelona.

En ataque, Rice es un buen jugador, pero no el jugador a quien hay que dar el mando del equipo. La circulación no es rápida y los ataques se atascan. El Barça está metido en un lío, el roster no carbura, con lesiones agravando la crisis. Parece ser un año perdido.