El Olympiacos le da una dura lección al PAO

2016-10-17T19:50:58+00:00 2016-10-17T22:55:28+00:00.

GiorgosIoakimidis

17/Oct/16 19:50

Eurohoops.net

El clásico griego entre Olympiacos y Panathinaikos resultó ser un paseo por el parque para los rojiblancos

Por Antonis Stroggylakis/ info@eurohoops.net

El clásico griego entre Olympiacos y Panathinaikos resultó ser un paseo por el parque para los rojiblancos. Gracias a una espléndida y entera actuación durante la mayor parte del partido, los vigentes campeones apabullaron a su rival eterno para llevarse un triunfo por 88 a 63.

El trío mágico de Giorgos Príntezis (18 puntos) Matt Lojeski (15 puntos) y Erick Green (14 puntos) llevó la carga para los de Sfairopoulos, pero el MVP silencioso para el Olympiacos fue sin duda Daniel Hackett (9 puntos, 3 rebotes) que jugó algunas defensas asfixiantes tanto contra los bases de los verdes como contra los hombres altos del conjunto ateniense.

Para un Panathinaikos decepcionantes, Giannis Bourousis encestó 12 puntos, mientras que James Gist y Chris Singleton tenían veinte tantos entre dos.

Al comienzo del partido, ambos equipos intentaron atacar desde el poste bajo, pero fue el Olympiacos que creó una pequeña ventaja de cuatro puntos (14-10) gracias a unos robos oportunos que proporcionaron puntos fáciles en transición. Con la entrada de Daniel Hacket los rojiblancos encontraron su pulso en ambos extremos, con el Panathinaikos recortando distancias gracias a una canasta en suspensión de Nikos Pappas para cerrar el primer cuarto abajo con 6 (23-17).

El Panathinaikos intentó sacar provecho de la presencia de Giannis Bourousis en ataque, con el pívot griego convirtiéndose en una amenaza en el interior, anotando, ganando faltas y dándole segundas oportunidades a su equipo. Sin embargo, la ofensiva del Olympiacos funcionaba más que bien, con Ioannis Papapetrou dándole a su equipo su primera ventaja de dobles dígitos – 32 – 22. Los visitantes dieron algunas señas de vida con un pequeño tirón de 4-0, pero el Olympiacos no bajó la intensidad. Cuando Bourousis se sentó en el banquillo, los locales aprovecharon la descomposición en la ofensiva de sus rivales para volver a formar una ventaja de 10 puntos. Erick Green y Matt Lojeski tiraban a carga cerrada, Vassilis Spanoulis repartía asistencias, y así el Olympiacos cerró la primera mitad por delante en el marcador con 18 puntos (50 – 32) gracias a un impresionante 14 – 1 parcial.

Giorgos Príntezis anotaba de cualquier forma imaginable desde medio alcance, ya sea con ganchos o con sus morcillas clásicas. El Olympiacos no tenía ningún problema para mantener su ventaja durante el tercer período. Los esfuerzos de Chris Singleton y James Gist eran lo suficientemente buenos sólo para no dejar a su equipo ir a remolque con una desventaja más grande. Algo que ocurriría en el último cuarto.

Cinco puntos consecutivos de James Feldeine recortaron a 16 puntos las distancias para el Panathinaikos, el 70 – 54 al principio del cuarto período, pero Papapetrou replicó los triples para reestablecer la ventaja de más de 20 puntos. La determinación del Olympiacos no le permitió al Panathinaikos a poner en duda el dominio de los rojiblancos, estirando la diferencia más y más hasta llegar a los 28 puntos: 88 – 60.