El Olympiacos sufre para hacer el 2-1

2016-05-26T20:44:42+00:00 2016-05-26T22:10:51+00:00.

GiorgosIoakimidis

26/May/16 20:44

Eurohoops.net

El Olympiacos encontró su ritmo y pulso en los últimos cinco minutos a manos de un brillante Vasilis Spanoulis (21 puntos) para batir al Panathinaikos. Los rojiblancos vencieron a sus archirrivales por 77-72 para poner a 2-1 la serie de finales y ahora necesitan sólo una victoria para ganar la liga por segundo año consecutivo

Por Antonis Stroggylakis/ info@eurohoops.net 

El Olympiacos encontró su ritmo y pulso en los últimos cinco minutos a manos de un brillante Vasilis Spanoulis (21 puntos) para batir al Panathinaikos. Los rojiblancos vencieron a sus archirrivales por 77-72 para poner a 2-1 la serie de finales y ahora necesitan sólo una victoria para ganar la liga por segundo año consecutivo.

El capitán del Olympiacos anotó 10 puntos consecutivos en los últimos 5 minutos del partido para liderar la remontada de su equipo. El 59 – 66 se hizo 71 – 66 a menos de dos minutos del final, y así los de El Pireo casi sentenciaron el tercer asalto de la serie.

James Feldeine fue el mejor del Panathinaikos con 17 puntos, mientras que Nick Calathes agregó 15.

Contrariamente al primer partido en el Estadio de la Paz y la Amistad, el Olympiacos entró más centrado en el partido en ambos extremos de la cancha, con jugadas ofensivas bien orientadas, sobre todo en el poste bajo. Pero la entrada de Diamantidis permitió al Panathinaikos endosar un parcial de 10-0 y mejorar significativamente su rendimiento ofensivo, tanto como para acabar el primer cuarto arriba con 4 (17 – 21).

Dos canastas seguidas de Matt Lojeski adelantaron a su equipo en el marcador y luego, gracias a unos puntos en transición y un alto ritmo en ataque, el Olympiacos hizo el 32 – 26. Sin embargo, el Panathinaikos se mantenía cerca, comiéndose con paciencia la diferencia y recuperando la ventaja con triples consecutivos de Feldeine que pusieron el marcador a 39 – 40, a dos minutos antes del final de la primera mitad. La única cosa que los rojiblancos podían hacer fue recortar las distancias (41-44).

Durante los primeros cinco minutos del tercer cuarto ambos equipos no fallaron ni una sola canasta. Mientras que el Olympiacos logró el partido, el Panathinaikos consiguió retomar una vez más la ventaja con un juego muy inteligente en ataque, aprovechándose de todas los desajustes y huecos en la defensa rival. Mientras tanto, los de Sfairopoulos tenían problemas para anotar, ya que los visitantes se les negaban los carriles hacia la pintura.

El último cuarto comenzó con el marcador a 57 – 62 y los dos rivales encontrándose con muchas dificultades en ataque. Eso le favoreció al Panathinaikos que mantenía el control, haciendo el 59 – 66 con seis minutos para el final. En aquel momento empezó el espectáculo de Spanoulis y el resto ya es historia.